Vía News

IMPORTANCIA DE LA ORIENTACION VOCACIONAL

Toda persona debe trazarse objetivos en la vida y tener un constante afán de superación. Esta superación es cada vez más importante en el mundo globalizado en que vivimos y que nos acerca a todos.
El conocimiento es patrimonio de cada individuo; por eso, para tomar decisiones es importante lograr conocer mejor cada área, cada espacio, cada tema; buscar lo que más queremos y apreciamos. Así, saber escoger nuestro futuro es cada vez más vital y necesario.


En este contexto, la educación superior se convierte en un vehículo apropiado para lograr capacitarnos adecuadamente y así poder cumplir los objetivos que nos hemos trazado.
Cuando se termina la secundaria, el joven tiene una gran variedad de opciones, a las que normalmente intentará acercarse y conocerlas mejor; qué carrera profesional seguir, dónde, durante cuántos años, en qué universidad o escuela superior, etcétera. Estas opciones deben analizarse, estudiarse y consultarse para elegir la más adecuada a los intereses y expectativas de cada uno.
La educación superior ha variado tanto que ahora existen profesiones que antes no existían, especialidades nuevas, carreras que integran dos o más antiguas profesiones, carreras profesionales que duran de tres a cinco años.
En otros países el alumno estudia en promedio en tres universidades antes de graduarse y tiene, por lo tanto, que escoger con mucho cuidado esas universidades, o elige los cursos que quiera de acuerdo con sus expectativas profesionales. Por eso, informarse más y mejor es importante.
La buena elección siempre impactará al estudiante de manera positiva, primero en sus estudios universitarios para hacerlos con más entrega y más tarde dentro de su vida laboral, de manera directa en: sus resultados, su permanencia y calidad de su trabajo profesional y por ello, en su calidad de vida.
Cada carrera o profesión para su mejor desempeño, tanto en proceso formativo como dentro de su ejercicio laboral, requiere de la persona tenga en mayor o menor grado,  ciertas habilidades o capacidades mentales, pues estas además de conformar la naturaleza de la profesión, marcan la pauta para determinar las posibilidades de desarrollo y por ende del éxito dentro de una carrera específica Igualmente, el Interés Ocupacional juega un papel determinante en la selección de una carrera, ya que representa el gusto y la aceptación del estudiante por utilizar sus habilidades, aptitudes y tiempo de ocupación, en una serie de actividades que por ser de su total agrado serán desarrolladas con mayor eficiencia y alto grado de satisfacción. Estos dos ámbitos deben estar correlacionados para promover el mayor éxito,  si logramos este objetivo y controlamos la influencia que ejercen los padres, amigos, la publicidad que se le da a ciertas carreras o instituciones o el deseo de tomar como modelo a alguna persona exitosa como factor determinante para la elección de una carrera, lograremos también controlar el riesgo de tener un alto grado de insatisfacción al desempeñarse de manera incorrecta o peor aún al no tener los resultados que se esperaban.
Tanto las aptitudes como los intereses son <<la punta del iceberg>> de la elección vocacional; debajo de éstos, encontramos las motivaciones inconscientes.
El autoconocimiento permite ir tomando conciencia de la experiencia personal y de las propias potencialidades, de una forma más realista, motivando a la persona  a mejorar sus aptitudes y capacidades en la zona de interés.

Para ello usamos algunos test. Un test es una prueba de medición que sirve para valorar, en términos generalmente cuantitativos, las características psicológicas o los conocimientos de una persona, según lo define el Diccionario de la Real Academia Española.
Hay distintos tipos de tests: los que miden intereses -entre otros, mecánico, científico, numérico, literario, persuasivo, social-, otros que mide el rendimiento intelectual, y también otros que evalúan aspectos de la personalidad. Como cualquier instrumento de medición, el test sirve si está bien construido y usado. Por eso es importante que solamente lo aplique un psicólogo especialmente preparado para eso, que optimizará los recursos disponibles, además de brindar una aproximación diagnóstica, optimizar los tiempos y entregarte elementos objetivos para la práctica profesional.


MUCHA SUERTE